5.10.11

Más sabio que una galleta de la fortuna







Recuerdo que siempre reía al escuchar alguna frase como "Tenemos tantas cosas en común", me parecía algo patético y gracioso que la gente buscara a su igual en una persona, literalmente, igual. Yo por el contrario siempre había buscado en alguien lo que en mi faltaba, ese NO gusto por mi música, el desagrado por las artes y cosas por el estilo. -Una persona igual a mi me aburriría fácilmente y la terminaría por odiar- Eso pensaba yo.

 Entonces, llego él.











(No es exactamente igual que yo, algo que agradezco de sobre manera, a su modo es lo mas especial; para un buen final, es mi tipo, pero en verdad es maravilloso hablar con alguien de lo que te gusta, de la pasión compartida, del aprendizaje continuo de la sencillez de las cosas y la belleza de las mismas; escuchar el (casi) mismo tipo de música, disfrutar los silencios, adictos de los besos. Aunque claro, nuestras diferencias que a la vez se complementen son grandiosas, el tiene a su rey león y yo a phineas y ferb, es bonito decir que ambos conocemos al señor Tumnus).





listen to: us - regina spektor

1 comentario:

Hombrecito Hojas ~ dijo...

Está escrito en el aire entonces.


Paz, Amor y Alma ♥