27.12.12

Pares


Las personas de todo se preocupan, en especial de que todo tiene que ir pares o ser pares, los zapatos, las calcetas, los guantes, las espinillas, las costillas, los sandwiches tienen dos rebanadas de pan, la señora del programa del once, la que cocina a medio día siempre dice que las porciones deben de ser dobles y siempre termina en que debemos de acompañar nuestras creaciones con quien amamos; los nombres y los apellidos son dos (en la mayoría de las personas), el numero trece no es par y por eso siempre se preocupan a causa de el, las vueltas a las agujetas y a las corbatas siempre son dos, dos veces 11:11 en un día, dos mujeres y un camino. Incluso ellos mismos siempre quieren ir con alguien más, para formar un par, una naranja hecha por dos mitades, un completo, una felicidad.

Si la gente se preocupara menos por los pares y más por los unos el mundo sería diferente, hay varias personas, sin duda, que se preocupan por los unos; sin embargo terminan por poner atención a otro uno y esta situación siempre termina en par, unos y dos, siempre uno detrás del otro y nunca juntos, nunca creando un tres, ¿por qué? ¿por qué lo ultimo que se derrite son los ojos? y estos siempre son dos. Hoy no tengo ganas de poner atención a los pares, no me pondré los dos calcetines del mismo par, no tomaré el ruta 12 y no comeré cuatro veces este día. Que los pares piensen que estoy loco y si quieren pueden encerrarme en uno de sus tantos centros para números disparejos.

sólo he escuchado una vez: song of you - rufus wainwright

2 comentarios:

DD Franco dijo...

Muy buena reflexión, simplemente encantador...

Hombrecito Hojas ~ dijo...

Yo pocas veces uso calcetines iguales, inclusive he andado con un pie calzado y con el otro descalzo.

Yo quería unos tennis como los tuyos, pero mi hermano se adelanto y se los compro.

Me gusta mucho leerte, hay algo visual en todas las letras siempre. Y en todo.

Paz, Amor y Alma.